1º de Mayo 

Como hace muchos años este 1º de mayo, reivindicamos el trabajo de las mujeres, no sólo desde los espacios de trabajos remunerados, sino también desde los invisibilizados como son el cuidado de niñas y niños, ancian*s, enferm*s, el trabajo doméstico, trabajos voluntarios. Espacios que no son reconocidos socialmente como trabajo y que posibilitan el sostenimiento de la sociedad. 
Han sido muchos los logros de las luchas que venimos construyendo desde el comienzo del feminismo. 
Entre todas y todos debemos promover el acceso al empleo, la igualdad de derechos entre varones y mujeres en el trabajo, las licencias por maternidad y paternidad, y otros derechos inalienables. 
Muchos de los gobiernos latinoamericanos han adherido a Convenios Internacionales promovidos desde la Organización Internacional del Trabajo, convenios que no son respetados y en los cuales se visibilizan luchas y logros del trabajo de las mujeres. Debemos exigir que se cumplan, y promover legislaciones para convivir con equidad, justicia e inclusión social. 
Desde la Red Mujer y Hábitat de América Latina reafirmamos nuestra convicción y compromiso con el reconocimiento a las mujeres trabajadoras.